¡PÁRALA, POESÍA!

Sin ella

"EXUDAR"

Escrito por Paralapoesia 21-10-2016 en Pequeños poemas de amor. Comentarios (0)


Exudaba amor por cada milímetro de mi cuerpo, y no hablo de pasión, sino de salvación.  

Allí pasamos la puerta de la esperanza, y cruzamos deleitosos, el cerco de la playa, donde flanqueamos al atardecer en el final de nuestros ojos.

Allí supimos que no había nada más, siendo nuestro silencio lo que  cualquier ser humano hubiera querido conquistar para siempre.

Ahí dimos el gran salto al precipicio, de vivir en uno, allí nos dimos al otro sin esperar nada, porque lo éramos completamente todo... 

Ahora tras el cristal de la ausencia, imagino de nuevo la rendición, y siendo mi existencia en guerra, tal visión no pudiera ser más impactante.

Doy las gracias al anhelo, para llevarme a la plenitud existencial, aunque sea más que nunca,  imaginándonos.

El amor nunca muere.

Escrito por Paralapoesia 16-10-2016 en Pequeños poemas de amor. Comentarios (0)


Cuando mis labios besaron esos otros, rompiose la historia de amor que habíamos construido en años... aunque quiero pensar que eso fuera antes.

Cómo decirte sin poder decírtelo, que sigo estando aquí más entregada que nunca, y menos ausente de lo que jamás estuve. Y que aquellos días de delirio mental, que no llevaban la marca del amor, pasaron con mucha pena y poca gloria.

Cómo decirte que el amor profundo hacia alguien no se olvida nunca, y que mi amor hacia ti sí es de tal condición.

Cómo decirte que si te faltara una mano te daría las dos mías,  y si no quisiera más tu corazón suplicar a este mundo, el mío pudieras morder y comer sin espera.

El amor es incondicional, no es limitado, y es para siempre.

No lo dicen estas palabras, lo dice cada día y cada noche, mi corazón al pensarte.

El amor nunca muere.

El amor nunca muere.

Volver

Escrito por Paralapoesia 13-10-2016 en Pequeños poemas de amor. Comentarios (0)

rose-1245972-960-720.jpg








Volver a ver tus ojos, y los diferentes matices de cuarzo que los adornaban.

Volver a perfilar tu nariz, y no perderme alguna peca de tu cuerpo, que ahora pareciera inexistente a mi recuerdo...


No olvidar la longitud de tu cuello, la forma redondeada de la despedida de tus orejas, así como tus ojos rasgados que sin lanzas dubitativas, me miraban.


Tus cejas como anclas, agarraban los luceros de tu cara; y tu piel blanca y seca, me hacía recordar esas pompas, estallando en esa fuente de agua; la de la jaula de mis memorias, y la de la espera en el sofá, que no espera ser atendida.


La vida de los amantes, en ausencia de uno, no es más que la psique dando vueltas, sin un sentido más que una forzosa comida, engullida en la carencia. 


Un día más contigo,

Un día más contigo.

Tú que sí.

Escrito por Paralapoesia 09-10-2016 en Poemas improvisados. Comentarios (0)

Tú que sí,

Yo que no.

Tú que sí, yo que no,

Y en la amargura ausente,

No pudiste verme. 

Malditos fueros los caprichos,

Trozos de la nada,

Cachos del futuro,

Ruinas del pasado.